jueves, 11 de mayo de 2017

Un descanso en el río Purón
















































En su tramo final, el río Purón discurre encajonado entre las elevaciones roqueñas que forman los altos acantilados del lugar. La senda costera lo cruza pocos metros antes de desembocar por El Bocal. Un puente de madera y, en una de las márgenes, una mesa y bancos también de madera invitan a hacer un  descanso en el camino y a observar desde el pretil las mansas aguas del río. 

















En el entorno, el arbolado de ribera combina con el terreno escarpado y con la vegetación de una pequeña ciénaga. Mientras disfruto del paraje varios peregrinos del Camino de Santiago pasan. Aunque el camino oficial va por otra parte, en este tramo siguen la senda costera, mucho más agradable. Y pueden descansar, si lo desean, a la orilla del río Purón.





































jueves, 27 de abril de 2017

Isla de Poo





















Vistas de la isla de Poo.





 Es en bajamar cuando el arenal de San Martín se puede disfrutar en toda su extensión. Entre Celorio y Poo la mar descubre varias playas. La Portilla, también llamada de San Martín. La Almenada, que une el arenal con la isla de Poo. El Sablín, más resguardada por mirar hacía la ensenada de Poo. 





No hay separación entre las playas y por eso forman un solo arenal desde el que se puede llegar a dos islotes: el Castro de San Martín, desde la playa del mismo nombre; y la isla de Poo que se identifica fácilmente por su forma de ballena. Es uno de mis lugares de baño favoritos.







martes, 18 de abril de 2017

Los paisajes del mar en Llanes y Ribadedeva



























La mar, la rasa y el cielo se mezclan para mostrar una gran variedad de paisajes. Agua, tierra y aire se combinan en distintas proporciones para formar bahías, entrantes y surtidores marinos. Solo hay que estar atento y mirar.




Costa llanisca y en la parte inferior la de Ribadedeva.
















viernes, 31 de marzo de 2017

De Bustio a Pimiango























Este invierno ha sido muy suave en la costa oriental de Asturias. La primavera se adelantó y ahora, una vez cumplida la fecha de su comienzo oficial,  tenemos ganas renovadas de excursiones y paseos. Bustio (Ribadedeva) es un buen lugar de partida. En la ribera asturiana de la ría de Tina La Mayor recibe agradecido el sol. Aquí se inicia la senda costera que recorre todo el litoral asturiano. Antes de seguirla, siempre anima una visita por la marisma al pequeño puerto pesquero. Desde la depresión del valle, ascendiendo la ladera del oeste con la vista, se reconocen los característicos perfiles del pueblo de Pimiango con la torre de la iglesia y el viejo depósito de agua.



























 La senda cruza el barrio de La Texera y sube a la sierra por entre un bosque de eucaliptos. En ocasiones anteriores he comentado los atractivos de Pimiango. Si quieren conocer más pueden visitar su página web  www.pimiango.es  que contiene interesantes informaciones.







martes, 21 de marzo de 2017

La Playa de Vega y su zona de dunas (II)










































La  playa de Vega con 1,54  Km ha sido restaurada recientemente con la instalación de  captadores de arena para lograr una adecuada fijación de la vegetación.El viento transporta la arena que se sedimenta detrás de los captadores y la vegetación se va estableciendo hasta conseguir una cobertura que permita su equilibrio con el tiempo. El cardo marítimo, la correhuela, el barrón, el nardo marítimo forman la vegetación de las dunas. Grupos de voluntarios eliminan especies invasoras y la sensibilidad por el arenal aumenta. Pero se observa que el aumento del nivel del mar de las últimas décadas y el fuerte temporal del invierno de 2014, han producido cambios en la playa y el retroceso de la zona de dunas.







miércoles, 8 de marzo de 2017

Playa de Vega en Ribadesella y su zona dunar (I)


































La playa de Vega en el concejo de Ribadesella y su pequeño espacio de dunas es Espacio natural protegido desde el año 2001 y pertenece a la Red Regional de Espacios Naturales Protegidos del Principado de Asturias. 

 La extensa playa tiene un sistema dunar pequeño, pero con vegetación de dunas embrionarias y de dunas blancas, en el que se encuentran algunas especies de la flora asturiana como Linaria supina  y Pancratium maritimum. Y es frecuentada por bañistas en el verano, por los aficionados al surf durante casi todo el año, por pescadores, paseantes, por los degustadores de pescado y marisco que se acercan a los restaurantes cercanos.  La presión que soporta el arenal debido a la acción humana y a la erosión natural es importante por el oleaje,vientos, corrientes y a la acción del arroyo Acebo y a los fuertes temporales del invierno.

 Recientemente se han realizado tareas de restauración en la zona de dunas adecuando el acceso y estableciendo zonas de cerramiento para conseguir fijar la arena y la vegetación.