miércoles, 19 de septiembre de 2012

Vistas desde la ermita de San Martín























Desde las ruinas de la ermita imagen superior la ensenada de Celorio y en la imagen inferior isla de Poó.


 






La ermita de San Martín es un excelente observatorio de la costa que se despliega a ambos lados. Al oeste, hasta la ensenada de Celorio. Enfrente, el islote o castro de San Martín. Al este, más allá de la isla de Poó, con su forma de ballena. La bajamar descubre un amplio arenal que recibe también el nombre de San Martín y une los islotes a la costa. Es entonces el momento de pasear por la arena e incluso, si el tiempo y el estado de la mar lo permite, darse un baño o practicar surf. Con la marea baja, los tómbolos que unen los islotes a la costa forman varias zonas de baño. Aunque en la zona se identifican tres pequeñas playas, San Martín a la izquierda de la ermita, formada por cantos y bloques, La Portilla o Portiellu y La Almenada tómbolo de la isla de Poó, donde también se forma una pequeña cala denominada El Sablín mirando hacia la entrada de la playa de Poó. Cuando el día es luminoso, el juego de colores verdes y azules que muestra el mar aumentan el placer de la vista.


























Islote o castro de San Martin.
























Playa de San Martín accesible en bajamar. 










El extenso arenal en bajamar se convierte en su conjunto en el protagonista del lugar.


























A la izquierda la isla de Poó y arenal que forma la playa de La Almenada, en el centro de la imagen el Castro situado a la entrada de la playa de esta localidad.
















 La pared de la isla de Poó.


















No hay comentarios:

Publicar un comentario

Otoño y Manzanas

 Con el otoño pegado a la puerta la recolección de la manzana llega a los lagares para la producción de la sidra. Exist...