sábado, 20 de octubre de 2012

El Valle de Ardisana








Paisaje del valle cercano a la La Malatería,Llanes.





Aquí todo se detiene.

























Preparándose para el invierno, cuadra y pajar en La Malatería,Llanes.



En el interior del concejo de Llanes, al suroeste, se abre el valle de Ardisana. Es un territorio que conserva los aires rurales perdidos en muchos lugares, aires que allí también se van desdibujando. Los montes que lo cercan, al mando de la Peña de Benzúa, lo separan de la zona costera y han permitido al mayor valle llanisco mantener su singularidad hasta tiempos  recientes. En sus pueblos, sobre todo en el de Ardisana, que da nombre al valle, y en los más cercanos a éste, familias “de toda la vida” de LLanes tienen sus orígenes y, en ocasiones, conservan sus casas solariegas. Hoy día, la senda del “camín encantau” permite recorrer, partiendo de Puentenuevo, algunos de los lugares más interesantes del valle. Entre ellos, el pueblo de La Malatería, antigua sede de un lazareto para leprosos y donde en sus suaves lomas puede verse crecer el maíz, cultivo que tan importante fue para la supervivencia de los asturianos.



























El pueblo de La Malatería,Llanes.




















Campo de maíz.




















Antiguo lavadero de ropa en Ardisana,Llanes.




















Portada de la iglesia de Ardisana,Llanes.
























La Cruz de Los Garabiales data de 1761 y está en el "camín encantau" antigua vía de comunicación entre Ardisana y Riocaliente. Por aquí subían a las personas que fallecian al cementerio y en este punto a medio camino, las comitivas fúnebres se detenían par rezar una oración o responso y recuperar las fuerzas.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

En Colombres y el Camino de Santiago

  Colombres en el concejo de Ribadedeva cambia de ritmo en verano al ser ruta del Camino de Santiago,...