sábado, 29 de diciembre de 2012

Cuevas del Mar


















Es en bajamar cuando la playa de Cuevas del Mar descubre casi todos sus secretos. Que son muchos como corresponde a una playa en la que el río Ereba y el mar, cada uno por su lado, han trabajado largo tiempo sobre piedra fácilmente moldeable. Las numerosas cuevas y huecos abiertos en el acantilado a diferentes alturas son las huellas que indican hasta donde el nivel del mar llegó en otros tiempos y dejó su huella. Cavidades de techo plano, aberturas de formas irregulares, arcos excavados en la roca, cortaduras y salientes dan al triángulo del arenal una figura singular. Al este, la subida de la marea deja aislada una cala de cantos rodados, que recibe el nombre de El Puertín y permite el acceso al cercano promontorio de la Punta de San Antonio. Con el mar embravecido, Cuevas del Mar cambia. El choque de las olas en los acantilados de su estrecha boca convierte la playa en un excelente mirador de la fuerza del agua, de su empuje para seguir perforando la piedra. A pocos kilómetros de Nueva de Llanes.



















En la playa de Cuevas del Mar es frecuente ver escaladores
en la pared de roca.



 


































 

 Durante los temporales las olas son llamativas y alcanzan sin dificultad
la zona de aparcamiento.







 
















   Cuevas y arcos característicos de esta playa. 





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Otoño y Manzanas

 Con el otoño pegado a la puerta la recolección de la manzana llega a los lagares para la producción de la sidra. Exist...