sábado, 26 de enero de 2013

Los bufones de Santiuste


















 













Los bufones de Santiuste en actividad media.




Los bufones de Santiuste (Llanes) expulsan el agua a presión con gran potencia cuando el mar azota la costa. Su ruido se asemeja a la respiración forzada de un monstruo que, agazapado, se apresta al ataque. Son muchos metros de altura los que puede alcanzar el agua elevándose e incluso sus bocas bufan y están activas con marejadas de menor violencia. Desde la misma carretera general N-634, bastante próxima, es posible ver las columnas de agua subiendo para después caer a varios metros de distancia. La piedra desnuda y lavada que rodea las bocas surtidoras se ciñe al acantilado y tiene un color gris claro. Unos metros hacía el este la piedra se oscurece, tal vez ensombrecida por la agitación del cenote de la Bolsa, sima ganada por el mar donde el oleaje retumba y asciende lamiendo las paredes rocosas. Los bufones de Santiuste fueron declarados Monumento Natural en 2001 y en los días de temporal hacen honor a esta declaración mostrando las características propias de lo monumental: grandioso, espectacular y, a veces, hasta majestuoso.




 














 Llueve y los chorros de los tres bufones empapan a los visitantes. 













 





El paisaje de Santiuste con los bufones activos o en calma siempre
resulta atractivo.





 














 Cenote, dolina o sima inundada por la mar denominado la Bolsa.




 





 
















La lluvía se impone dejamos a lo lejos el búfon.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

En Colombres y el Camino de Santiago

  Colombres en el concejo de Ribadedeva cambia de ritmo en verano al ser ruta del Camino de Santiago,...