miércoles, 20 de febrero de 2013

La cuesta del Cristo










   






La ermita del Cristo del Camino se halla en un altozano, donde se unen las cuestas de Cué y de la Arquera. Situada en La Portilla, hoy barrio de la villa de Llanes, su construcción original, al lado del antiguo camino real, se remonta a mediados del siglo XVI, aunque después ha sido objeto de importantes reformas. Lugar  de paso para quienes marchaban desde Llanes hacia el este, fue testigo del tránsito de las tropas en la Guerra de 1808 e incluso de alguna refriega bélica. La edificación es sencilla, de planta cuadrada y con un ancho pórtico embovedado que en las paredes laterales interiores forma un banco corrido para el descanso de los viajeros. En la cuesta que desde la Portilla sube aun pueden verse las cruces del vía crucis que se iniciaba en la iglesia parroquial de Llanes y finalizaba en la ermita. Durante años, su cuidado estuvo encomendado a ermitaños o santeros que vivieron en la casa situada a unos metros de distancia, hoy en ruinas. Los tejos del frente sur, donde se alza el pórtico, y los robles que se encaraman por la loma trasmiten un aire de tranquilidad.








Tejo y ruinas de la casa del ermitaño.








 


















La capilla ha tenido varias reformas en la actualidad está muy cuidada.
Tiene un reloj de sol incrustado en la parte derecha, la festividad se celebra el
16 de julio. Por los huecos a modo de ventanas enrejadas se ve el interior.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Otoño y Manzanas

 Con el otoño pegado a la puerta la recolección de la manzana llega a los lagares para la producción de la sidra. Exist...