jueves, 28 de marzo de 2013

Llamigo, un valle interior de Llanes










Los valles interiores de Llanes son una revelación y un contraste para el viajero que llega desde la costa. En la población de Nueva, la estrecha carretera AS-340 cruza el valle de Llamigo o Llamigu antes de seguir hasta Corao (concejo de Benia de Onís) por un sinuoso trazado que descubre paisajes sanadores de la vista y el ánimo. A los tres o cuatro kilómetros de Nueva, la carretera, superada la primera pendiente de su andadura, accede al valle. Las praderas, el ganado vacuno y los caseríos desperdigados nos introducen sin transición en un marcado ambiente ganadero y agrícola, presidido por el arroyo del Collado que distribuye con generosidad su agua. La llanura se va estrechando hacia el oeste y las cercanas paredes laterales de la Sierra de Benzúa la encierran acentuando el encajonamiento del valle y la impresión de un pequeño mundo.





















 El arroyo del Collado al borde de la carretera. 















El trabajo del campo.








 




 El valle de Llamigo.

viernes, 22 de marzo de 2013

Playa de La Huelga en Hontoria, Llanes















Entre las playas del concejo de Llanes, la de La Huelga combina en su paisaje muchos elementos de gran fuerza visual. Está situada cerca del pueblo de Hontoria, pero a distancia suficiente para que, salvo por alguna edificación aislada, la ensenada conserve su aspecto natural. El arroyo Cecilio (San Cecilio para los amantes del santoral) es el artífice de la playa, en la que finaliza un breve recorrido y crea una zona con aires de marisma, ensanche previo a un pasillo que en los ultimos metros de la desembocadora se amplia para convertirse en arenal cuando la marea baja. En la parte de atrás, un pequeño puente de piedra y madera permite cruzar el riachuelo y detenerse a contemplar sus aguas. Forma parte de la senda costera y nos llevará bien a Hontoria, bien a la Playa de San Antolín, según la dirección que llevemos. Al lado del puente aun se mantienen en pie los muros de un antiguo molino, recuerdo de tiempos en que el empuje de cada corriente de agua era aprovechada para moler la harina o para otros usos humanos. Y en el mar, la presencia imponente del Castro de Las Gaviotas con su poderoso arco pétreo hace de contrapunto al tranquilo recogimiento de la playa.














































sábado, 16 de marzo de 2013

Las simas de Pría de Llanes














Las simas capturadas por el mar son numerosas en Llanes y en el entorno de Pría pueden observarse varios ejemplos. Siguiendo la línea costera, a la altura del pueblo de Garaña, sobre un terreno desnudo en el que aflora la piedra pulida, aparecen los dos cenotes de Pozu Secu. El nombre contiene una ironía pues son pozos mojados y bien mojados. La arena que puede verse en la parte superior revela la fuerza y cantidad de agua expulsada. Las simas están una detrás de otra y las grandes dimensiones de su hoyos, así como la elevada altura que tienen sobre el nivel del mar, empequeñecen a las personas. Al andar en derredor, el ruido del mar acentúa la sensación de profundidad. Vértigo y atracción por el abismo.

















 


 
Un paisaje muy particular.


 
















 

















 








martes, 12 de marzo de 2013

La muralla medieval de Llanes













Llanes conserva todavía parte de la muralla medieval que durante siglos constituyó su muro defensivo. Iniciada hacia 1270 y reconstruida en varias ocasiones, sus 800 metros de perímetro con forma ligeramente cuadrangular, remarcaban el estatus urbano de la villa y el protagonismo como centro político-administrativo del territorio circundante. De las cuatro entradas principales, la de más grato nombre para el viajero debía ser, sin duda alguna, la del Llegar, que en la calle de Manuel Cué recibía a los venidos desde el este. No muy lejos estaba la puerta de la Villa, que servía de acceso a la calle Mayor, arteria principal de la población que por su lado opuesto remataba en la plaza de Santa Ana donde se hallaba situada la puerta de San Nicolás, preferida por los miembros del gremio de mareantes. Hoy todavía se mantienen en pie algunos tramos de la muralla, al lado de la torre circular que en el sur protegía la puerta del Castillo, y el de mayor extensión junto a la playa del Sablón que cierra por el noroeste la zona monumental de Llanes.

























En el Siglo XIX  parte de la muralla se derribó al realizarse
el primer ensanche de la villa de Llanes.



















La muralla rodea o cerca el Palacio de los Posada o Casa del Cercáu.





















La playa del Sablón y a la izquierda la muralla.

sábado, 9 de marzo de 2013

Playa de Gulpiyuri,un Monumento natural de Llanes













La playa interior de Gulpiyuri es uno de los lugares más visitados del concejo de Llanes. Declarada Monumento Natural costero de Asturias es una playa surgida en una depresión cercada por la pradera y la roca, sin vistas al mar. Dolina de marea es su nombre técnico. El agua penetra por una abertura submarina al noroeste y el juego de las mareas deja su huella en la arena. Bañarse en la playa de Gulpiyuri provoca una rara sensación: el bañista tiene en la mente la extensión del mar y dirige la mirada en su busca para encontrar solo, a los pocos metros, la pared del acantilado o el talud de tierra que desde el prado desciende al arenal. Merece la pena caminar por los alrededores, subir a lo alto del acantilado, con la debida precaución y el calzado adecuado, o coger una senda que por el este se asoma al mar. La playa de Gulpiyuri está situada cerca de la de San Antolín y el coche se puede dejar a escasa distancia, tal vez demasiado reducida. ¿Por qué a tantos gusta tan poco andar?













 




En 2001 es Monumento Natural.


















El mar penetra durante la pleamar  mediante un conducto submarino.










La playa sin horizonte de Gulpiyuri.


jueves, 7 de marzo de 2013

Surf en la playa de San Antolín de Llanes















Grupo de surfers en San Antolín.




El surf y la playa de San Antolín de Llanes mantienen una buena relación.
Ahora, en invierno, puede verse a los surfistas con sus tablas. Sobre todo los fines de semana. Prefieren la zona central de la ensenada, más abierta a los vientos y al oleaje, pero depejada de arrecifes y cercana de la zona de aparcamiento.
 La carretera comarcal AS-263, que une las villas de Ribadesella y Llanes, hace un alto en San Antolín para convertir su margen más próximo a la playa en un paseo marítimo. Son pocos metros de acera pero con una vista magnífica sobre el mar, el río Bedón desaguando y la playa de arena y cantos rodados. Es el mejor lugar para para seguir la práctica del surf y para tomar la senda costera.










                                                                           




No importa que llegue la lluvia si hay olas.









Disfrutando de un buen baño.








sábado, 2 de marzo de 2013

La senda del arroyo Vallina en Poó de Llanes











En Póo de Llanes desemboca el río Vallina. Al final de su recorrido las aguas se mezclan con las del mar en la playa de Poó. Antes corren desde el pueblo de Porrúa. Al igual que la mayoría de los riachuelos de la zona su corta trayectoria y escaso caudal hacen que resulte más correcto considerarlo un arroyo. Recientemente se han realizado obras en diversas partes del Vallina para encauzarlo y esta circunstancia ha sido aprovechada para crear una paseo fluvial. La senda sigue el curso del río por el margen oeste del pueblo y enlaza después con el sendero que conduce a Porrúa. La distancia entre ambas poblaciones es reducida y en veinte minutos se llega a Porrúa tras cruzar la autovía, recorrer un terreno de praderas, cuetos y depresiones e ir observando como el arroyo Vallina se separa del camino para seguir el suyo propio.

















El arroyo.


















Pasarela sobre el arroyo Vallina.





















El agua y la pradera.






















 Desde el camino los toros y el paisaje agrario.


Exposición de Bonsáis en Porrúa

Otro año más la muestra de bonsáis en Porrúa atrae mi atención. Formas rectas, inclinadas ...