martes, 12 de marzo de 2013

La muralla medieval de Llanes













Llanes conserva todavía parte de la muralla medieval que durante siglos constituyó su muro defensivo. Iniciada hacia 1270 y reconstruida en varias ocasiones, sus 800 metros de perímetro con forma ligeramente cuadrangular, remarcaban el estatus urbano de la villa y el protagonismo como centro político-administrativo del territorio circundante. De las cuatro entradas principales, la de más grato nombre para el viajero debía ser, sin duda alguna, la del Llegar, que en la calle de Manuel Cué recibía a los venidos desde el este. No muy lejos estaba la puerta de la Villa, que servía de acceso a la calle Mayor, arteria principal de la población que por su lado opuesto remataba en la plaza de Santa Ana donde se hallaba situada la puerta de San Nicolás, preferida por los miembros del gremio de mareantes. Hoy todavía se mantienen en pie algunos tramos de la muralla, al lado de la torre circular que en el sur protegía la puerta del Castillo, y el de mayor extensión junto a la playa del Sablón que cierra por el noroeste la zona monumental de Llanes.

























En el Siglo XIX  parte de la muralla se derribó al realizarse
el primer ensanche de la villa de Llanes.



















La muralla rodea o cerca el Palacio de los Posada o Casa del Cercáu.





















La playa del Sablón y a la izquierda la muralla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Otoño y Manzanas

 Con el otoño pegado a la puerta la recolección de la manzana llega a los lagares para la producción de la sidra. Exist...