jueves, 28 de marzo de 2013

Llamigo, un valle interior de Llanes










Los valles interiores de Llanes son una revelación y un contraste para el viajero que llega desde la costa. En la población de Nueva, la estrecha carretera AS-340 cruza el valle de Llamigo o Llamigu antes de seguir hasta Corao (concejo de Benia de Onís) por un sinuoso trazado que descubre paisajes sanadores de la vista y el ánimo. A los tres o cuatro kilómetros de Nueva, la carretera, superada la primera pendiente de su andadura, accede al valle. Las praderas, el ganado vacuno y los caseríos desperdigados nos introducen sin transición en un marcado ambiente ganadero y agrícola, presidido por el arroyo del Collado que distribuye con generosidad su agua. La llanura se va estrechando hacia el oeste y las cercanas paredes laterales de la Sierra de Benzúa la encierran acentuando el encajonamiento del valle y la impresión de un pequeño mundo.





















 El arroyo del Collado al borde de la carretera. 















El trabajo del campo.








 




 El valle de Llamigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Otoño y Manzanas

 Con el otoño pegado a la puerta la recolección de la manzana llega a los lagares para la producción de la sidra. Exist...