sábado, 31 de agosto de 2013

Huellas vegetales del indiano en Colombres
















En la fisonomía de los concejos de Llanes y Ribadedeva, al igual que en la de muchos otros asturianos, aún hoy día está presente la huella de los indianos. Emigrantes en Ultramar enriquecidos que al regresar edifican suntuosas viviendas y mejoran la vida de los pueblos de origen con construcciones, ideas y proyectos. A lo largo de la segunda mitad del siglo XIX y en los primeros treinta años del siglo XX acontece la ida y venida de estas gentes. Colombres es un magnífico ejemplo de los nuevos aires que trajeron los indianos. Al lado de sus casonas, plantaron los árboles de más allá del mar, recuerdos vivos de aquellas tierras. Sobre todo palmeras, que en Colombres guían por estas rutas del pasado reciente. O las frondosas magnolias del jardín de la Quinta Guadalupe. Exóticas enseñas vegetales integradas ya en nuestro paisaje.







Los penachos de las palmeras adornan los jardines indianos.









 



 Variedad de magnolia grandiflora siempreverde en Colombres con sus grandes flores de color blanco-marfil que florece de verano a otoño. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

En Colombres y el Camino de Santiago

  Colombres en el concejo de Ribadedeva cambia de ritmo en verano al ser ruta del Camino de Santiago,...