viernes, 27 de septiembre de 2013

La iglesia de Hontoria




La mayoría de las veces llego a Hontoria desde la playa de La Huelga, por la senda costera. Aun con el color del mar en los ojos, al entrar en el pueblo las blancas y limpias paredes de la iglesia parroquial de San Miguel atraen la mirada. Sobre una ligera elevación del terreno, los sólidos muros de la iglesia y de la adyacente casa rectoral invitan a acercarse. Bajo la recia torre cuadrangular, rebaso el arco y miro la portada románica del lateral oeste, huella de los muchos siglos que han pasado desde la construcción del edificio original, una y otra vez reformado hasta desaparecer casi todas las señales de la antigua arquitectura. El lugar es tranquilo y la portada sencilla, sin más ornato que cuatro pequeñas cabezas de animales, apenas visibles en las impostas, y tres figuras humanas, toscamente talladas, en cada uno de los dos capitales, que según los entendidos representan a tres clérigos. Puede ser.















sábado, 21 de septiembre de 2013

Playa de Antilles























Entre los lugares atractivos de Cué sobresale la playa de Antilles. Cuando la observo, siempre la asocio con piratas y contabandistas desembarcando tesoros y mercancías para esconderlos en uno de los tres islotes que protegen la ensenada. Estos islotes son la marca de identidad de la playa, con la que en bajamar forman un tómbolo. En el de mayor tamaño, que por eso recibe el nombre de La Islona, aun pueden verse las ruinas de una cabaña, que rememora los tiempos no tan lejanos en que la isla era utilizada para actividades agrícolas y ganaderas. Al subir la marea el arenal desaparece poco a poco y la mar rodea los islotes, aislándolos. Es entonces cuando el agua se convierte en una hermosa piscina natural y los efectos de la luz sobre ella provocan sugerentes impresiones. No puedo seguir escribiendo, creo que los piratas regresan con sus historias.



 La bajamar permite pisar la arena y acercarnos
a los tres islotes:La Islona,Castrucu y La Islina.













sábado, 14 de septiembre de 2013

Cué










Cué descansa al pie de la sierra plana del mismo nombre, junto al mar. En las afueras de la villa de Llanes, al este, sale la carretera local que en cinco minutos lleva al pueblo. En estos pocos kilómetros los aires burgueses de Llanes se trastocan en imágenes de campo. La carretera cruza Cué para que observemos sus casas apretujadas, de diseño popular y en las que destaca el acertado uso de la piedra. No es por casualidad. De aquí eran los artesanos canteros que aplicaron su saber en muchas partes de España e incluso ayudaron en la construcción de El Escorial. Aun se observan las manifestaciones del oficio en los buenos sillares de piedra para los cortafuegos y paredes divisorias, o en esa curiosidad de las escaleras exteriores que desde la fachada permiten el acceso al piso superior. Existen más y solo hay que buscarlas con la mirada, paseando por Cué.



















viernes, 6 de septiembre de 2013

Islote Ballota





















En la costa oriental asturiana son frecuentes los islotes surgidos muy cerca de la línea de acantilados como consecuencia de la intervención de los agentes erosivos. Pequeñas porciones de tierra, coronadas a veces por un poco de hierba y abundante matorral crecidos sobre los farallones. A escasa distancia de tierra firme, en ellos anidan las gaviotas y otras aves marinas o, en contados casos, si son accesibles y la extensión lo permite, proporcionan un escaso alimento a cabras y ovejas. En la zona se los denomina castros y si bien pueden ser vistos como avanzadilla de la tierra firme, forman en realidad los restos de su retroceso. Ni las cabras, ni las ovejas visitan el castro de Ballota, que con las verticales paredes y un aspecto compacto parece rehuir la presencia de cualquier ser no volador. Situado al noroeste de la playa de Ballota y prolongando la punta del mismo nombre, se enfrenta con actitud adusta a los embates de la mar.








El islote Ballota visto desde la playa de Andrín y en la imagen inferior desde los acantilados de Cué.





 


Exposición de Bonsáis en Porrúa

Otro año más la muestra de bonsáis en Porrúa atrae mi atención. Formas rectas, inclinadas ...