jueves, 24 de octubre de 2013

La huella del indiano en Cardoso























Fuente:fotografía de Daniel Á. Fervienza,publicada en
Llanes,SigloXIX 1801-1899,El Oriente de Asturias. El Colegio de Cardoso.



Hoy son ruinas y es la huella del abandono la que prevalece. El Colegio de San Pedro y Santa María de Cardoso se inauguró en 1888, sobre la casa solariega de Francisco del Hoyo Junco. Fueron la voluntad y el dinero de este indiano los que, tras su muerte en la Habana, permitieron levantarlo. Los restos actuales aun permiten observar una construcción sólida, recia, sin adornos y al lado, independiente, la amplia capilla que, a diferencia del colegio, está en aceptable estado de conservación. Dedicado a la enseñanza primaria y a la formación en comercio, sus destinatarios fueron los niños y niñas pobres del Valle de San Jorge. El recinto colegial comprendía las edificaciones y asimismo un espacio (“ochenta metros de radio en todas direcciones”) para huertas, jardines y paseos. De todo ello quedan el prado que sirve de acceso, la capilla y las ruinas tomadas por el bosquecillo que desde la parte de atrás ha ido apoderándose del terreno.




















El 17 de octubre de 1888 se inaguró el Colegio de Cardoso.























 
La vegetación del bosquecillo situado en la fachada posterior ocupa lo que antes fueron salas y aulas.
Me gustaría ver el edificio reutilizado destinado a otro uso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Otoño y Manzanas

 Con el otoño pegado a la puerta la recolección de la manzana llega a los lagares para la producción de la sidra. Exist...