jueves, 12 de diciembre de 2013

Bosques de Ardisana

















En el valle de Ardisana no hay grandes bosques. Ni medianos. Es una característica general de los concejos de Llanes y de Ribadedeva esta inexistencia de manchas forestales importantes. Ni siquiera de pinos o eucaliptos, especies foráneas de plantación más reciente. Viene de lejos la desforestación, producto de una acción humana que comenzó con los primeros pobladores y ha continuado hasta hoy. Pero quedan pequeños bosques, a veces solo una reducida agrupación de árboles y la escasez hace que su vista produzca mayor placer. Se encuentran sobre todo en los valles interiores, como el de Ardisana, y es en otoño cuando los robles, castaños, abedules y otras especies del bosque atlántico de hoja caduca lucen sus mejores colores. Ante ellos, siempre me hago la misma pregunta, ¿cómo es posible qué seamos indiferentes a su paulatina sustitución por el áspero brezo o la inhóspita maleza?



Castaños muy cerca de Villanueva en Ardisana.


































El suelo del bosque.


            

                                                                                                                                                          
Arboleda y al fondo el pico Benzúa.                                                  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Otoño y Manzanas

 Con el otoño pegado a la puerta la recolección de la manzana llega a los lagares para la producción de la sidra. Exist...