jueves, 10 de abril de 2014

Buelna





























Buelna es un pueblo del valle de Pendueles. En este valle llanisco, alargado y estrecho entre el mar y la Sierra Plana de la Borbolla, se encuentra un numeroso ejemplo de los diferentes tipos de construcciones que en los últimos siglos han marcado la historia arquitectónica de estas tierras. Buelna combina de forma elegante palacios rurales, casonas y con las populares casas de corredor, frecuentes en Asturias. En cada una de las edificaciones podemos observar uno o varios detalles que llaman la atención: robustos cortafuegos para separar las viviendas, sencillos dibujos tallados en la madera de balcones o puertas; portadas orgullosas de sus escudos; esmerado trabajo de cantería, etc. Hoy me fijo en la torre adosada a la Casa del Concejo, de sección cuadrada y aire románico, que en su parte superior, más antigua, une con armonía el empleo de sillares, enmarcando los vanos, y de mampostería. Es, mejor dicho era, torre campanario que se utilizó durante mucho tiempo para convocar a concejo abierto, asamblea en la que los vecinos discutían y decidían las cuestiones de carácter local. Se entiende que de forma pacífica, en contraste con el relieve que preside el arco del lado norte, donde un caballero blande la espada.









 

Torre de Buelna.





                                                                    





No hay comentarios:

Publicar un comentario

En Colombres y el Camino de Santiago

  Colombres en el concejo de Ribadedeva cambia de ritmo en verano al ser ruta del Camino de Santiago,...