jueves, 29 de mayo de 2014

Playa de Mendía, Ribadedeva





































Estoy en el concejo de Ribadedeva, en la sierra plana de Pimiango y desciendo por un pronunciado y estrecho sendero de pescadores que me lleva a la ensenada de Mendía. El mar combina los tonos azules con los verdes y el sinuoso camino conduce al grupo de rocas que divide la ensenada en dos playas, cercadas por los acantilados. Al este, la playa de Mendía rematada por el promontorio de Punta Cebollera; al oeste, la playa de El Vivero y más allá la mole del Castrón de Santiuste, ya enfrente del concurrido arenal de La Franca oculto a la vista. Las dos playas de la ensenada de Mendía combinan la arena con la grava fina y son accesibles sólo en bajamar. Ahora la marea está a medias y la franja de arena es escasa.  El sol calienta pero seguro que el agua está todavía muy fría.










 

















Flora autóctona al borde del sendero.





















Zona este, playa El Vivero, todavía se pueden ver restos de una construcción abandonada
de un vivero de marisco.












 
Punta Cebollera y playa de Mendía.





jueves, 22 de mayo de 2014

Llano de Santana,Llanes









Este Llano pertenece a la serie de elevaciones aplanadas que comienza al sur del pueblo de Nueva y llega hacia el este hasta el tramo final del río Bedón, que lo corta e interrumpe. De la serie, el Llano de Santana penetra en el valle y forma su curva final antes de la desembocadura del río en la Playa de San Antolín. Constituye por eso un magnífico balcón para ver la rasa costera, el indicado arenal, el Llano de Niembro (su prolongación natural) y la cuenca del Bedón con el pueblo de Posada, el segundo en importancia del concejo llanisco. A Santana se sube por una buena pista que comienza en la aldea de Naves, si se accede desde la rasa marina, o en el lugar de San Martín, si preferimos acercarnos desde el valle fluvial. Con una altura que oscila entre los 120 y los poco más de 150 metros, divide su superficie entre praderas y amplias zonas ganadas por los matorrales. Aunque el arbolado es escaso, los ejemplares aislados o los pequeños grupos de sauces y abedules dan a la explanada un aire más alegre y sugestivo.








Desde el llano se observa el monasterio de San Antolín, la autovía y el río Bedón.
















Instalaciones de la depuradora y el núcleo urbano de Posada.







La playa de San Antolín y desembocadura del río Bedón









jueves, 15 de mayo de 2014

Playa de San Antolín Este


























La desembocadura del río Bedón divide en dos la playa de San Antolín. Al este, se encuentra la parte menos visitada, que finaliza en el saliente rocoso de Punta Pistaña. Es más abierta que la zona occidental y por eso más peligrosa para el baño. El sustrato es de arena y de cantos rodados, que tapizan por completo la parte superior formando una elevada barra. En ésta se acumulan los restos de maderas y otros materiales arrastrados por las grandes mareas. Los acantilados traseros de la playa son las vertientes de Los Llanos, una de las sierras planas características de la marina oriental asturiana. En varios puntos, los materiales de las laderas muestran las señales de su deslizamiento, en algún caso reciente.






















Correlimos en la playa de San Antolín de Bedón.



















 Deslizamiento de los acantilados.



jueves, 8 de mayo de 2014

Ría de Tina Mayor

















La desembocadura del río Deva forma la ría de Tina Mayor, frontera entre Asturias y Cantabria. Las marismas y los campos más o menos firmes ganados al agua cohabitan con el río y con los pueblos de Unquera y de Bustio, aquél cántabro, éste en la linde asturiana. En sus metros finales, donde el canal corta la sierra de Pimiango, una playa de grava, cantos rodados y lodos crece o mengua según las mareas, el régimen de lluvias y el deshielo en las montañas de la cornisa cantábrica donde nacen el Deva y el Cares, su mayor afluente. Es la playa del Pedrero, situada en la zona cántabra y buen sitio para la pesca con caña si se quieren evitar los riesgos de pescar desde los acantilados. Aun sin los aparejos de pesca, no se pierde el tiempo caminando por el pedrero, que es un magnífico punto para observar el estuario.








Puerto asturiano de Bustio.







La orilla izquierda pertenece a Asturias y la derecha a Cantabria.



viernes, 2 de mayo de 2014

Llanes sin cine








"El Orfanato".



"La Señora".




La sala de exhibición de películas cinematográficas cerró hace unos años en la villa de Llanes. Hoy el edificio se encuentra en estado de abandono, al lado de un supermercado. En un tiempo pasado, también los pueblos de Posada y Nueva contaron con cine. Tampoco lo hay en el concejo de Ribadedeva. Desaparecen los cines y sin embargo, se siguen rodando películas en Llanes y Ribadedeva. Desde anuncios publicitarios, hasta largometrajes, pasando por series de televisión, videos musicales y cortos, la frase “silencio, se rueda” se ha dicho muchas veces. Para salir de dudas podemos consultar la página web www.llanesdecine.com que recoge veintiún títulos, solo de largometrajes y series de televisión, desde 1941 (“Porque te vi llorar” de Juan de Orduña) hasta 2008 (“La Señora”, dirigida por Luís María Güell). Entre los numerosos directores, hasta ocho veces se repite el nombre de Gonzalo Suárez, uno de los cineastas españoles de mayor fuerza expresiva. Y esta relación ya es incompleta, pues la claqueta de rodaje ha seguido sonando en películas más recientes. El paseo de San Pedro, las calles de Llanes, las playas de Toró y Ballota, otras playas, acantilados, casonas, pueblos, han sido grabados por las cámaras para formar parte de numerosas historias y dramas. Es Llanes de cine sin cines.






 
                                                 El paisaje toma la pantalla.









Ventanas que miran al paisaje.

Me gusta descubrir ventanas a biertas, cerradas, nuevas,  viejas y abandonadas.  ...