jueves, 29 de mayo de 2014

Playa de Mendía, Ribadedeva





































Estoy en el concejo de Ribadedeva, en la sierra plana de Pimiango y desciendo por un pronunciado y estrecho sendero de pescadores que me lleva a la ensenada de Mendía. El mar combina los tonos azules con los verdes y el sinuoso camino conduce al grupo de rocas que divide la ensenada en dos playas, cercadas por los acantilados. Al este, la playa de Mendía rematada por el promontorio de Punta Cebollera; al oeste, la playa de El Vivero y más allá la mole del Castrón de Santiuste, ya enfrente del concurrido arenal de La Franca oculto a la vista. Las dos playas de la ensenada de Mendía combinan la arena con la grava fina y son accesibles sólo en bajamar. Ahora la marea está a medias y la franja de arena es escasa.  El sol calienta pero seguro que el agua está todavía muy fría.










 

















Flora autóctona al borde del sendero.





















Zona este, playa El Vivero, todavía se pueden ver restos de una construcción abandonada
de un vivero de marisco.












 
Punta Cebollera y playa de Mendía.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Otoño y Manzanas

 Con el otoño pegado a la puerta la recolección de la manzana llega a los lagares para la producción de la sidra. Exist...