sábado, 11 de octubre de 2014

Arcoíris en el campo de bufones de Pría en Llanes.




















 


Aquél día hacia un cielo azul y la mar, embravecida, golpeaba con fuerza los acantilados de Pría. En el campo de bufones el agua ascendía a gran presión por las grietas y sus bramidos se unían al estruendo del oleaje contra la piedra desnuda. Las gotas de agua pulverizada formaban una neblina de sabor salobre que luego la brisa diluía. Los rayos de sol, -¡era una mañana magnífica!- al atravesar esa bruma creaban arcoíris que aparecían y desaparecían. La descomposición de la luz para llenarse de color adopta ante nuestros ojos la forma de un arco. Pura apariencia, forma realmente anillos luminosos que no podemos ver salvo desde mucha altura. Caminando desde la playa de Aguamía hasta el cenote de Pozo Seco, con el sol a la espalda, las bandas de colores guardan ese secreto. En Pría arcoíris y bufones conviven en líquida armonía.



















La costa de Pría en Llanes siempre sorprende.




                                             




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Otoño y Manzanas

 Con el otoño pegado a la puerta la recolección de la manzana llega a los lagares para la producción de la sidra. Exist...