jueves, 15 de enero de 2015

El Llano de Nueva.





































El Llano de Nueva, junto a la población del mismo nombre, inicia la serie de llanos que de oeste a este continua hasta la desembocadura del rio Bedón, que los separa del Llano de Torimbia.  Con esta denominación o la de sierras planas nos referimos a las plataformas elevadas y de superficie plana que surgen en la rasa costera. Poco conocidos,  son una de las singularidades de la marina oriental asturiana. Al Llano de Nueva se asciende por una pista que se coge desde el antiguo Camino real y Camino de Santiago, en el tramo paralelo a la magnífica finca donde se enclava el Palacio del Conde de la Vega del Sella. La pendiente es pronunciada, como en todas estas elevaciones tan próximas al mar, aunque la distancia hasta la llanura superior es corta, por lo que en poco tiempo se alcanza. El camino continúa al lado del promontorio situado al norte donde se halla instalado el repetidor de televisión, bien visible en toda la zona. Las señales de aprovechamiento ganadero son ostensibles, sin embargo, los brezos y tojos parecen ir poco a poco ganando terreno a las praderas, en las que pueden observarse algunas manchas de abedules, con su llamativo colorido. Estamos a poco más de 200 metros de altitud, con vistas esplendidas del mar, el pueblo de Nueva, la rasa litoral, los llanos inmediatos y, al sur, los relieves de la Sierra de la Cubeta, detrás de los que se vislumbran las montañas de los Picos de Europa.




























































No hay comentarios:

Publicar un comentario

En Colombres y el Camino de Santiago

  Colombres en el concejo de Ribadedeva cambia de ritmo en verano al ser ruta del Camino de Santiago,...