jueves, 26 de marzo de 2015

La laguna de Gatones en Celorio


























En Celorio, podemos ver una de las más conocidas lagunas o charcas de temporal del concejo llanisco. La frecuencia e intensidad de las lluvias y la incapacidad del terreno para absorber tanta cantidad, provoca su embalsamiento en las depresiones calizas, frecuentes en el oriente asturiano, que actúan como sumideros. Este año ha llovido mucho y las lagunas o charcas de temporal ocupan una superficie mayor. La laguna Gatones se halla en la parte de Celorio que limita con la parroquia de Poo y se divisa desde la carretera que une ambos pueblos, a la izquierda si se circula en sentido a Poo. 











Lleva siglos apareciendo y desapareciendo, fiel a la cita del invierno, y su existencia es mencionada en antiguos documentos del monasterio medieval de San Salvador de Celorio. Al disminuir el régimen de lluvias, poco a poco la masa de agua irá disminuyendo hasta desaparecer, aunque pueden pasar aún muchos días e incluso meses.



























 Mientras tanto, en ocasiones los patos se deslizan por la superficie al lado del ganado que pasta en los alrededores.













jueves, 12 de marzo de 2015

El calero de La Salmorieda en Hontoria




















Al este de las playas de La Huelga (Hontoria) y La Canalona, muy cerca de esta última, se abre una pequeña ensenada. Recibe el nombre de La Salmorieda y el oleaje del norte ha roto la línea del acantilado triturando la roca calcárea hasta convertirla en cantos de diversos tamaños. Todavía se conservan en este lugar los restos de un antiguo horno para la producción de cal. Sólo se mantiene en pie una estructura semicircular de sencilla fábrica que aprovecha la depresión del terreno. Podemos imaginar esa estructura cerrada sobre sí misma, con una parte inferior donde ardía el fuego que calcinaba las piedras calizas colocadas en la parte superior. Tenía que conseguir y mantener temperaturas elevadas pues para producir cal es necesario alcanzar 900 grados centígrados, o más si se quiere acelerar el proceso, que dura varios días.























Se dice que el material  producido en este calero fue utilizado en la construcción del cercano Palacio de La Espriella, en Villahormes, aunque parece más probable que lo haya sido para alguna o varias de sus posteriores reformas.


















Ventanas que miran al paisaje.

Me gusta descubrir ventanas a biertas, cerradas, nuevas,  viejas y abandonadas.  ...