jueves, 23 de abril de 2015

Pescando en Regolgero, Ribadedeva
































En la ensenada de Mendía, al este del arenal de La Franca, concejo de Ribadedeva, el pescador de caña está encaramado a las rocas. Unos metros más allá se halla la playa salvaje de Mendía o Regolgero. La playa, rodeada de acantilados, forma parte del Paisaje Protegido de la Costa Oriental de Asturias. También el pescador parece ser un elemento esencial del paisaje protegido, aunque no atiende a su belleza. Tiene otras tareas de las que ocuparse. Vigila la caña al mismo tiempo que los embates de la mar encrespada. Es una zona de grandes peñas irregulares que, salvo en bajamar, hacen de rompientes provocando la rociada del agua sobre el roquedo. El pescador no está quieto, cambia varias veces de posición, buscando el lugar más adecuado para lanzar el sedal.



















¿Quién dice que la pesca desde la orilla es una actividad descansada?   

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Otoño y Manzanas

 Con el otoño pegado a la puerta la recolección de la manzana llega a los lagares para la producción de la sidra. Exist...