jueves, 25 de junio de 2015

Atracción por los abismos de Pría en Llanes




















En los acantilados de Pría, las personas empequeñecen. Desde la playa de Guadamía, en la población de Llames, hasta la zona de Garaña e incluso más allá hacia Villanueva, los colosales salientes rocosos actúan como imanes para los visitantes. En Peña Mayor, en el Alto de la Atalaya o en cualquier otro crestón del acantilado, se  acercan al borde y sus siluetas parecen disminuir de tamaño ante la monumentalidad de este paisaje.












 Es la altura, pero también el ruido del mar al golpear y ascender, la humedad salina en el ambiente por la acción del agua pulverizada, la desnudez de las rocas.  La impresión aumenta delante de los enormes agujeros invadidos por el mar, especialmente en los cenotes de Pozu Secu donde la idea del abismo se hace más perceptible. Tengan cuidado con esta atracción, no es para tomársela a la ligera.  






























No hay comentarios:

Publicar un comentario

Otoño y Manzanas

 Con el otoño pegado a la puerta la recolección de la manzana llega a los lagares para la producción de la sidra. Exist...