viernes, 25 de marzo de 2016

El cenote La Bolsa en Santiuste




































Seguimos en Santiuste y el oleaje aumenta. Al este, el gran cenote a cielo abierto de La Bolsa compite en espectacularidad con los bufones. El agua penetra bajo un gran arco y se estrella en las paredes abruptas elevándose por el agujero que forma el cenote.


























 La fuerza de los embates marinos ha dejado huellas alrededor  y las salpicaduras del agua nos pueden dejar empapados si, poco previsores, estamos colocados en la dirección hacía donde sopla el viento. 






Leo en internet que cenote es un término con origen en la palabra maya tz’onot, que significa pozo o abismo. En la cultura maya, los cenotes tenían un significado religioso e incluyo eran lugar adecuado para sacrificios humanos. Aquí, en Santiuste, la gran grieta de La Bolsa trasmite la inmensa energía del mar sin paliativos.  



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Otoño y Manzanas

 Con el otoño pegado a la puerta la recolección de la manzana llega a los lagares para la producción de la sidra. Exist...