sábado, 30 de abril de 2016

Buelna y la autovía

















El ruido se define como aquel sonido no deseado. El sonido emitido por la autovía del Cantábrico se propaga en campo libre por el aire de Buelna.  Vecinos y residentes solicitan pantallas de protección frente al ruido que soportan día, tarde y noche. El grado de molestia tiene un componente subjetivo y depende de muchos factores: energía sonora, tiempo de exposición, características del sonido, etc. Pero la realidad es tozuda y es evidente que la calidad ambiental de este pueblo costero se ha resentido con la reciente inauguración de la autovía. La reclamación de los vecinos para atenuar el impacto de la autovía que pasa tan cerca, es una petición necesaria. 












 Aunque en Buelna hay otro ruido, y suena bien. El de la mar. 








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Otoño y Manzanas

 Con el otoño pegado a la puerta la recolección de la manzana llega a los lagares para la producción de la sidra. Exist...