jueves, 9 de junio de 2016

Nueva de Llanes












Nueva es el pueblo principal del Valle de San Jorge o San Xurde. Esta capitalidad tiene posiblemente orígenes antiguos, medievales, de cuando el territorio era conocido como las tierras de Aguilar. Aquí se encuentra el palacio del Conde de la Vega del Sella, que entre sus muros encierra la Torre de los Aguilar de San Jorge o San Xurde con sus almenas aun visibles. La huella de esta familia  es profunda y una de sus manifestaciones más interesantes es la actividad científica de Ricardo Duque de Estrada y Martínez de Morentín (1870-1941), Conde de la Vega del Sella, descubridor y estudioso de varios yacimientos prehistóricos  que le permitieron definir las características del Asturiense, cultura prehistórica del periodo intermedio entre el paleolítico y el neolítico.  Es en la cueva el Penicial, en Nueva, donde por primera vez se identificaron rasgos de esta cultura de la Edad de Piedra.







Son numerosas las señales del protagonismo de esta población en la vida civil y religiosa del valle, que se van descubriendo al pasear por sus tranquilas calles. Las casas de principios de siglo XX con sus galerías en la plaza, la avenida de la estación con las casonas de indianos, la ermita del Cristo, la capilla de La Blanca, la iglesia parroquial de San Jorge, de finales del siglo XIX con la torre campanario tan característica de esta época, etc., dan testimonio de ello.




















Dos apuntes finales. Hay que fijarse en los naranjos y limoneros de sus jardines. En otro tiempo el cultivo de estas frutas, favorecido por el benigno microclima de la zona, tuvo gran importancia en la economía local y las naranjas y limones eran incluso objeto de exportación. Alguno de estos frutales se encuentra cerca del río Ereba, el rio de Nueva, al que cantó el poeta Pepín de Pría en su poema “Nel y Flor”.







Ventanas que miran al paisaje.

Me gusta descubrir ventanas a biertas, cerradas, nuevas,  viejas y abandonadas.  ...