jueves, 18 de agosto de 2016

El Puerto de Ribadesella.




































El estuario del río Sella alberga en su amplia parte final el puerto, integrado en la villa de Ribadesella y que tiene zonas separadas para el uso pesquero y el uso náutico-deportivo. El muelle del puerto pesquero, la lonja,  almacenes y oficinas ocupan el espacio portuario tradicional y se encuentran en el actual paseo marítimo con un trazado paralelo al frente urbano de la villa. El puerto náutico-deportivo, inaugurado en el año 2003, se halla en la margen izquierda de la ría, camino de la playa, a la que se accede por el puente que la cruza. Los datos oficiales indican que éste tiene unas dimensiones de 7.300,00 m² y aquél de 28.660,60 m², dentro de una superficie total de 224.861,00 m² en la que se comprende toda la zona portuaria. 












 La relevancia económica del puerto es actualmente pequeña, a diferencia de otras épocas, desde el medioevo en adelante, cuando la pesca de la ballena, la importación y distribución de sal o el comercio de otras mercancías  constituyeron una actividad importante e hicieron de su gremio de  mareantes una organización poderosa. También estuvo dedicado al trasporte de personas, sobre todo en la segunda mitad del siglo XIX en el que sirvió de salida hacia ultramar para muchos emigrantes del oriente asturiano. Hoy, solo embarcaciones de pesca y recreativas de reducido tamaño aprovechan el abrigo que las condiciones naturales de la ensenada proporcionan.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Otoño y Manzanas

 Con el otoño pegado a la puerta la recolección de la manzana llega a los lagares para la producción de la sidra. Exist...