jueves, 22 de septiembre de 2016

En recuerdo del filósofo de Niembro y del escritor de Llanes















El 7 de agosto, a los 91 años de edad, falleció el filósofo Gustavo Bueno Martínez, dos días después de la muerte de su esposa, Carmen Sánchez Revilla. Autor de importantes obras, en las que configura, desarrolla y aplica el materialismo filosófico, fue también un gran polemista. Había nacido en La Rioja y desde hace muchos años vivía en Asturias, distribuyendo su tiempo entre Oviedo y Niembro. La casa en Niembro está en la loma de un cueto cubierto de arboleda. Es un lugar recogido y tranquilo donde la construcción y el jardín se integran sin estridencias en el  roquedo calizo ceñido por los árboles. Aquí murió el filósofo.







Casi un mes después, el 6 de septiembre de 2016, a los 71 años de edad, moría el escritor y periodista José Ignacio Gracia Noriega. Narrador, autor de ensayos,  columnista y partícipe en muchos debates sobre Asturias y los asturianos, había nacido en la villa de Llanes, a la que volvió tras residir en Madrid y en Oviedo.  Fue cronista oficial de Llanes desde 1986 hasta 2003 en que su destitución provocó una intensa polémica  y acabó siendo anulada por los tribunales. Finalmente se instaló en la localidad de Sevares (Piloña) donde residió los últimos años. La casa que habitó en Llanes es un caserón de recias paredes con galería de madera y hoy se encuentra abandonada, salvo por los gatos que todavía la visitan.
En internet puede accederse a alguno de los escritos de ambos autores y su lectura no es tiempo perdido.


















No hay comentarios:

Publicar un comentario

Otoño y Manzanas

 Con el otoño pegado a la puerta la recolección de la manzana llega a los lagares para la producción de la sidra. Exist...