jueves, 29 de diciembre de 2016

Mar y monte de Llanes.
































La cercanía de la mar a la montaña constituye una de las características más importantes del paisaje de Llanes. También de Ribadedeva. Del borde de los acantilados a las laderas de las Sierras del Cuera o de La Cubeta hay un máximo de cinco kilómetros de distancia y en bastantes tramos menos aun. Casi se tocan. Esta proximidad concentra en muy poco espacio parajes diferentes y permite que sus contrastes llamen más la atención. Puedo acercarme a los acantilados de Pría a ver el campo de bufones o sus grandes cenotes y el oleaje rebasando las rocas.   Puedo a continuación tomar la estrecha  y empinada carretera que asciende al Alto de la Tornería,  al lado del Mazucu,  e ir viendo las cabañas y pajares o sus ruinas que entre  escaso y desperdigado arbolado nos hablan de una tierra en otros tiempos ganadera.  
















No pierdo de vista la mar y vuelvo a ella, a pasear entre las playas de Castiello (Pendueles) y Buelna. En menos de una mañana. ¡Qué digo, en poco más de un par de horas! Tenemos todo el 2017 por delante para nuevas rutas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

En Colombres y el Camino de Santiago

  Colombres en el concejo de Ribadedeva cambia de ritmo en verano al ser ruta del Camino de Santiago,...