viernes, 27 de septiembre de 2013

La iglesia de Hontoria




La mayoría de las veces llego a Hontoria desde la playa de La Huelga, por la senda costera. Aun con el color del mar en los ojos, al entrar en el pueblo las blancas y limpias paredes de la iglesia parroquial de San Miguel atraen la mirada. Sobre una ligera elevación del terreno, los sólidos muros de la iglesia y de la adyacente casa rectoral invitan a acercarse. Bajo la recia torre cuadrangular, rebaso el arco y miro la portada románica del lateral oeste, huella de los muchos siglos que han pasado desde la construcción del edificio original, una y otra vez reformado hasta desaparecer casi todas las señales de la antigua arquitectura. El lugar es tranquilo y la portada sencilla, sin más ornato que cuatro pequeñas cabezas de animales, apenas visibles en las impostas, y tres figuras humanas, toscamente talladas, en cada uno de los dos capitales, que según los entendidos representan a tres clérigos. Puede ser.















No hay comentarios:

Publicar un comentario

Otoño y Manzanas

 Con el otoño pegado a la puerta la recolección de la manzana llega a los lagares para la producción de la sidra. Exist...