viernes, 1 de noviembre de 2013

Criaderos de marisco en Villahormes










La retorcida costa de Llanes ha sido aprovechada en más de una ocasión para construir viveros de marisco. Al caminar por los acantilados se observan todavía los restos de esas instalaciones que aprovechan las ensenadas y entrantes naturales. Con frecuencia son de dimensiones muy reducidas, apenas una pequeño habitáculo para la cetárea. A veces, sin embargo, encontramos viveros de mayor tamaño, con varias piscinas al abrigo del oleaje para las crías de centollo y langosta. Al oeste de la playa de La Huelga, a la altura de Villahormes, se pueden observar un criadero de buenas dimensiones, hoy en desuso. Tras contemplarlo, seguimos hacia el poniente por la quebrada e irregular línea del litoral.


Utilizando como cimiento el acantilado las paredes se levantan en el entrante de mar.












No hay comentarios:

Publicar un comentario

Otoño y Manzanas

 Con el otoño pegado a la puerta la recolección de la manzana llega a los lagares para la producción de la sidra. Exist...