jueves, 7 de mayo de 2015

El Llano de Torimbia
























La playa de Torimbia se cierra con un acantilado en pendiente que en su punto más alto finaliza en una superficie aplanada. Esta meseta cuarcítica y otras de formación similar son características de los concejos de Llanes y Ribadedeva.  Reciben varios nombres y entre ellos prefiero el de Llanos que es sencillo, sonoro y expresivo. El Llano de Torimbia es un buen ejemplo de la belleza y variedad de este paisaje intermedio entre el mar y la montaña, donde las manifestaciones de su uso ganadero todavía pueden observarse. Son tierras  teñidas de negro por la turba que recubre la plataforma allanada por la acción abrasiva del mar. La dureza de las rocas cuarcíticas que lo forman explica asimismo otra característica común, que podemos ver en Torimbia: la formación de charcas o pequeños depósitos de agua de lluvia, rodeados en ocasiones por pequeñas agrupaciones de sauces o de especies similares. 









































El Llano lo cruza una pista, que pertenece a la senda costera y permite la circulación de maquinaria agrícola.  Por ella se puede llegar hasta el estuario del río Bedón y la playa de San Antolín.  





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Otoño y Manzanas

 Con el otoño pegado a la puerta la recolección de la manzana llega a los lagares para la producción de la sidra. Exist...